Portabebés

En 7 mejores para bebés te presentamos los mejores Portabebés del mercado. Estos surgen en tribus indígenas que acostumbraban a cargar a sus hijos sobre una manta amarrada a sus espaldas. Desde entonces y a lo largo de la historia de la humanidad se han usado y han ido evolucionando.

En la actualidad existen varias clases de portabebés, recogiendo los modelos más tradicionales como los fulares o los mei-tai, hasta las modernas mochilas, utilizadas incluso en senderismo de montaña.

Antes de existir los cochecitos de paseo para llevar a los bebés, eran las madres quienes se colgaban literalmente a sus crías mientras hacían sus tareas diarias.

Beneficios de los Portabebés

Desde el punto de vista psicológico, el bebé esté en continuo contacto con la piel de un adulto, sentir la respiración, el olor, produce seguridad

Respecto a la lactancia materna, los portabebés ayudan a que las mamás sientan el olor del bebé por períodos prolongados, el contacto físico, etc., todas sensaciones que son necesarias para que se produzca la leche materna.

Además brindan practicidad y confort. Se puede tener al bebé en brazos pero con las manos libres y así poder atender distintas tareas al mismo tiempo.

Siempre es importante mirar la seguridad cuando se trata de llevar al bebé, aparte de tener que estar confeccionado con altos índices de resistencia y calidad en todos los materiales, su bebe debe ir colocado de manera segura.

Consejos para elegir un portabebés

  • Son preferibles las que permiten llevar al bebé sentado con la espalda recta y la cara del bebé mirando hacia la cara del porteador. La postura M o de «ranita» ha sido tras varios estudios la adoptada por las principales marcas comerciales para preservar la comodidad de los bebés ante posibles problemas genitales.

 

  • Posición de las piernas: es aconsejable que las piernas del bebé formen como mínimo un angulo recto, esto se consigue con la posición sentado, erguidos, con las piernas abiertas y las rodillas flexionadas, bien hacia arriba. Esta posición es muy apropiada para evitar la displasia de cadera.

 

  • Apoyo de la espalda del bebé: la espalda del bebé debe quedar apoyada en el porta-bebé. El portabebé debe ejercer la tensión necesaria para que la espalda del bebé no se encorve. Si el portabebe no recoge bien la espalada del bebé, mientras el bebé esté despierto, es posible que no notes nada, pero en cuanto se quede dormido, su espalda se encorvara y esto puede producir lesiones.

 

  • Soporte de la cabeza: es importante que el portabebé tenga una zona con consistencia, donde el bebé pueda apoyar la cabeza. Este detalle es importante sobre todo en bebés pequeños que todavía no sostienen bien el cuello o en bebés mayores que aunque sostienen bien la cabeza, cuando duermen necesitan una zona donde apoyar la cabeza.

 

  • Evolución de la mochila: el diseño de la mochila debe estar pensado para evolucionar con el crecimiento del bebé. Hay mochilas que lo permiten la posición frontal y no en la espalda. Para bebés a partir de 10/12 kg puede ser interesante poder usarla a la espalda, para no cansarse por el peso. También hay mochilas (pouch) que requieren de talla, es decir, no usa la misma talla una persona grande que pequeña, la mochila debe elegirse en función de la talla. Los bebés crecen muy rápido. La mayoría de las mochilas están pensadas para bebés entre 3 y 9 meses.

 

  • Apoyo sobre los hombros del porteador o padre/madre canguro: los porta-bebés que soportan el peso del bebé en los dos hombros son mejores para evitar problemas de espalda. También es importante que las tiras que soportan el peso tengan un gran acolchado, de esta manera no se clavan en los hombros. Los portabebes que soportan el peso del bebé sobre un solo hombro (bandoleraspouch) frecuentemente empeoran los problemas de espalda (como escoliosis) que muchas personas sufren. Si te decides por un portabebe que soporta el peso en un solo hombro, ten presente los consejos sobre el peso máximo que aconsejan.

 

  • Transpiración, evita las mochilas que utilizan materiales sintéticos que impiden que tu bebé pueda transpirar, sobre todo si lo vas a utilizar en zonas cálidas o en verano.

Diferentes tipos de portabebés

Mochila

La mochila es el sistema para cargar al bebé más extendido. Las hay de muchas clases, pero lo recomendable es buscar las mochilas ergonómicas que respetan la posición natural del bebé.

También es fundamental que sea liviana, que reparta adecuadamente el peso del bebé y que sea fácil de colocar para no liarnos con tiras y ganchos.

Hoy en día las hay de muchísimas marcas. Se llevan al frente o en la espalda y algunas permiten la opción de llevarla en las caderas. También incorporan, la mayoría, un soporte para la cabeza del bebé para que pueda ser usada dese el nacimiento, aunque yo la he usado y el bebé parecía perdido allí dentro además de que sus piernas quedaban muy separadas y no me parecía natural. Hay algunas que incorporan un reductor especial para recién nacidos.

Otra cosa a tener en cuenta antes de comprar una mochila es encontrar una en la que el bebé vaya sentado y no con las piernas colgando.

La ventaja de la mochila es que es uno de los portabebés que más tiempo son utilizados y que por lo general son los más aceptados por los papás. Gracias a sus tiras regulables la misma mochila puede usarla papá o mamá.

La desventaja, que ocupa demasiado espacio y que en ocasiones son muy engorrosas de colocar sin ayuda.

Mei Tai

El Mei Tai es un tradicional método asiático para cargar al bebé inspirado en las madres chinas que trabajan el campo con sus bebés cargados a sus espaldas.

Consiste en un rectángulo de tela con cuatro tiras en sus extremos que pasan por los hombros de la madre y por la cintura y que pueden anudarse de diferentes formas según la edad del niño y cómo queramos cargarlo.

Se puede colocar sobre el pecho de la madre, en la espalda o de lado sobre las caderas. La clave está en aprender la técnica para colocarlo y anudarlo correctamente para evitar que el bebé se deslice mientras caminamos.

Hoy en día hay estampados preciosos de diseños orientales, algunos con telas acolchadas para que el bebé vaya más cómodo.

Está indicado desde el nacimiento (si el mei tai incorpora un soporte para la cabeza) o a partir más o menos de los tres meses, cuando el bebé tiene control sobre su cabeza, hasta los 16 kilos de peso.

Una de sus ventajas es que el mismo Mei Tai permite ser usado por mamá y papá. No hay tallas, simplemente se regula con los nudos.

Pouch o sling

Pouch significa bolsa en inglés y es el término utilizado para llamar a la bolsa abdominal del canguro.

Consiste en una banda de tela cocida en forma de tubo sin ganchos, ni anillas, ni requiere de nudos para sujetarse. Es, por lo tanto, uno de los sistemas más fáciles de colocar para quienes no son amigos de las técnicas de anudado.

Se coloca sobre un hombro y permite llevar al bebé en posición fetal cuando es recién nacido y luego semi-sentado o sentado, dependiendo de la edad del pequeño, tanto en el frente, en la espalda como sobre una cadera.

El pouch o sling se puede usar desde el nacimiento hasta los 15 kilos o el peso que el fabricante indique según la composición del tejido.

La ventaja es que ocupa muy poco espacio, es muy fácil de poner y quitar y permite amamantar al bebé sin que nadie se entere. La desventaja es que el tallaje depende de las medidas de cada persona y posiblemente mamá y papá no puedan usar el mismo pouch.

Bandolera de anillas

Es un trozo largo de tela en cuyo extremo incorpora una anilla que permite ajustarla a la medida que deseemos. Se coloca sobre un hombro y permite llevar al bebé hasta en seis posiciones diferentes desde que nace hasta alrededor de los tres años.

El niño puede ir acostado cuando es pequeño y sentado cuando es algo mayor ya que gracias al ajuste de la anilla la tela se adapta perfectamente brindando apoyo a la columna vertebral del bebé y comodidad al porteador.

También puede cargarse al bebé al frente como en la espalda o en las caderas.

Como ventaja, que puede utilizarla tanto mamá como papá ya que se regula mediante el ajuste de la anilla. Como desventaja, aunque es muy sencilla de colocar, la anilla puede resultar un inconveniente a la hora de ponerla y quitarla.

Fular

Consiste en un largo trozo de tela de aproximadamente cuatro metros y medio de largo y un metro de ancho que se anuda para llevar al bebé en infinidad de posiciones y posturas posibles. Es el portabebé más versátil.

Es indispensable aprender las diferentes técnicas de anudado del fular. Éste se puede usar en el frente, en la espalda o en el costado. Está tejido en sentido diagonal de forma que al estirarse la tela el nudo no se desplace.

Es apto para bebés desde que son recién nacidos, incluso es ideal para prematuros porque van perfectamente pegados al cuerpo de mamá o papá, hasta niños de hasta aproximadamente 18 kilos.

La ventaja es que se adapta a múltiples posiciones para llevar al bebé como más cómodos se sientan ambos. Además, es el portabebé más económico de confeccionar.

La desventaja es que hay que aprender las diferentes técnicas de anudado hasta cogerle la mano, pero también puede ser muy divertido.

Cualquiera sea el tipo de portabebé elegido, lo más importante es que tanto tú como tu bebé os sintáis cómodos y encontréis en él una forma placentera de estar en contacto mutuo.

 

Mostrando 1–12 de 13 resultados

Translate »
7 Mejores para Bebés Free SEO Backlinks